El plan perfecto del Estado Islámico: Entrar por Europa vía Ucrania

“En Occidente, la mayoría ve la guerra en Ucrania como una simple batalla entre los separatistas apoyados por Rusia y el gobierno de Ucrania. Pero la verdad es ahora mucho más compleja, sobre todo cuando se trata de los batallones de voluntarios que luchan en el lado de Ucrania “, según el periodista polaco Marcin Mamon. A lo que se está refiriendo es que el llamado Estado Islámico, que incluye a separatistas chechenos, están luchando ahora mismo en Ucrania . 



No es casual que una de las bases de la alianza entre China, Rusia y la Organización de Cooperación de Shanghai es combatir lo que ellos llaman las “tres fuerzas malignas”, que son el “terrorismo, el extremismo y el separatismo.” La interseccionalidad de estas fuerzas es evidente a través de la implementación en Ucrania del caos mediante la cooperación de extranjeros junto a racistas ultra-nacionalistas, que por cierto son aliados del gobierno de Estados Unidos. 

Los combatientes del EI, que incluyen a los separatistas chechenos, no han ido a Ucrania para ayudar al pueblo ucraniano o para ayudar a los musulmanes de Ucrania. La realidad es que han ido a Ucrania para ser los soldados de a pie de una banda de corruptos oligarcas ucranianos y un gobierno en Kiev que es cliente de los Estados Unidos.



Estos combatientes extranjeros o, como ellos se llaman, “hermanos”, incluso han unido milicias privadas que sirven a los intereses de los oligarcas como el multimillonario Igor Kolomoisky. Los lazos de Kolomoisky con el EI los ha revelado Mamon. Según explica, “Kolomoisky ayudó a crear los primeros batallones de voluntarios – el Dnipro y Dnipro-1, cada uno con cerca de 500 personas hace varios meses, también contando con el apoyo financiero de varios otros batallones, incluyendo los de Azov, Aidar, Donbass, y el sector derecho”. 

Estos fueron los primeros ejércitos privados post-euromaidán en Ucrania. Y fue sólo el comienzo. A continuación, el oligarca ucraniano “invitó a los chechenos, esperando que protegieran sus empresas y fábricas, si fuese necesario”. Mamon informa que en el este de Ucrania, las banderas de la jihad incluso pueden ser observadas volando sobre las bases de algunos de estos batallones privados.



Existen tres batallones de voluntarios con un importante número de combatientes musulmanes que operan en Ucrania: -El batallón Dzhokhar Dudayev opera en toda la zona de conflicto en Donbass.
-El batallón Sheikh Mansour, que se situa en Mariupol y expulsó del lugar al batallón de Dudayev.
-El batallón de Crimea, que se basa en Krematorsk.

También hay una organización de combatientes tártaros de Crimea. “Para aquellos que buscan una narrativa fácil en las guerras de hoy en día, ya sea en el Medio Oriente o en el este de Ucrania, el batallón Dzhokhar Dudayev no es el lugar para encontrarlo, explica Mamon . “El batallón Dzhokhar Dudayev no es estrictamente musulmán, a pesar de que incluye un gran número de musulmanes de las antiguas repúblicas soviéticas, incluidos los chechenos que han luchado en el lado del Estado Islámico en Siria”.


Ucrania: Parque infantil para el Crimen Organizado 



Mientras que el EI saquea casas y venden esclavos sexuales en Irak, Siria o Libia, en Ucrania también están extorsionando y se están involucrando con criminales locales. Al igual que Siria o Kosovo, Ucrania es un parque infantil para estos agentes del caos. “Usted puede ganar dinero fácil para los hermanos que luchan en el Cáucaso, Siria y Afganistán. Usted puede “legalmente” adquirir armas no registradas para combatir a los separatistas apoyados por Rusia, y luego exportarlos sobornando a los corruptos funcionarios de aduanas de Ucrania “, explica Mamon.

“El grupo va a ser una especie de unidad de retaguardia para hacerse cargo de los problemas”. El uso de Ucrania por estos agentes del caos como base de operaciones y de recaudación de fondos es una amenaza para la seguridad de Europa, el espacio post-soviético, y el mundo entero. 



Aunque no lo dice directamente, Marcin Mamon pinta un cuadro claro de lo que está sucediendo: “Ucrania se está convirtiendo en un importante punto de parada para los “hermanos del EI”. En Ucrania, se puede comprar un pasaporte y una nueva identidad por 15.000 dólares. Tambien, el combatiente extranjero anti-ruso recibe un nuevo nombre y un documento legal que acredita la nacionalidad ucraniana. Ucrania no pertenece a la Unión Europea, pero es una vía fácil para la inmigración hacia Occidente. Los ucranianos tienen pocas dificultades para obtener visados ​​a la vecina Polonia, donde pueden trabajar en la construcción y restaurantes, llenando el vacío dejado por los millones de polacos que han emigrado en busca de trabajo a Reino Unido y Alemania “. 

Al igual que Siria e Irak, Ucrania también se está utilizando como un trampolín para conquistar y sitiar a Rusia. Uno de los objetivos de los combatientes extranjeros que ayudan a los ultra-nacionalistas en Ucrania es el uso de Ucrania como una base para volver a encender un nuevo frente en el Cáucaso.



Si la Unión Europea cree que será inmune, están inmersos en un error. Al igual que Libia, un genio ya salió de la botella con la difusión de armas en Ucrania. A largo plazo esto tendrá un impacto en la seguridad de Europa y Eurasia. Al igual que cómo las armas que se vierte en Libia por la OTAN y las armas tomadas de los depósitos militares libios encontraron su camino en Níger, Nigeria, Mali, Líbano, Siria e Irak, las armas en Ucrania encontrarán su camino en otros lugares, sobre todo en Europa y en el espacio post-soviético. 





Traducido por Horizont News

Fuente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s